• Ahora que ya tenemos la fórmula del daño básico, vamos a ver cómo se calcula el daño de las habilidades especiales.

  • Uf, me da que va a ser difícil. Entonces ¿el daño no depende de lo espectacular que sea la habilidad?

  • Bueno, no se puede negar que la… «espectacularidad» puede ser un buen indicador en algunas ocasiones, pero te vendrá bien conocer la fórmula del daño para que tus ataques sean más eficaces con el menor esfuerzo.

  • ¡Qué ganas de que me lo cuentes todo! Con mis habilidades espectaculares y tus fórmulas matemáticas ¡voy a ser invencible!

  • Vamos a echarle un ojo a las mates antes de que te lances al ataque, ¿te parece?

Fórmula de las habilidades especiales con daño potenciado

Algunas habilidades especiales infligen daño potenciado, por lo que añadiremos un valor de «bonificación de daño especial» a la fórmula del daño.

[(Ata) x (Efi) x (Afinidad)] + (Bonificación de daño especial) – (Def o Res del enemigo) – (Efecto del terreno) = Daño infligido por la habilidad especial

Nota: Los decimales se eliminan en cada fase del cálculo.

¿Qué es exactamente la bonificación de daño especial?

La bonificación de daño especial es un efecto inherente a determinadas habilidades especiales, como Aura dragón y Ascua. En su descripción encontrarás textos del tipo: «La unidad aumenta el daño en una cuantía
equivalente al X %» que te indicarán el daño adicional que infligen.

Ejemplo de cálculo de daño de una habilidad especial

Imaginemos que Sharena: Princesa de Askr (azul/lanza) con Ata 45 ataca a un jinete espada (rojo/espada) con Def 30 usando la habilidad Aura dragón (30 % de potenciación de Ata). El daño resultante sería el siguiente:

[45 (Ata) x 1 (Efi) x 1,2 (Afinidad)] + 13 (Bonificación de daño especial) – 30 (Def enemigo) = 37

Nota: Los decimales se eliminan en cada fase del cálculo.

Habilidades especiales con daño de zona

Algunas habilidades, como Luz creciente y Rayo asolador, infligen daño en zonas específicas alrededor del objetivo. El daño de zona se calcula aplicando la misma fórmula, pero sin contar los efectos que aumentan el daño durante el combate, como los que otorga Golpe mortal. Para aumentar el daño de zona, tendrás que buscar habilidades o sellos sacros que aumenten tu Ata básico o equiparte con habilidades que aumenten el daño infligido por las habilidades especiales.