• Sharena, ¿sabes cómo defenderte de los ataques físicos y mágicos?

  • ¡Claro que lo sé! Uno se defiende de los ataques físicos con Def. y de los ataques mágicos con Res., ¿no?

  • Muy bien, entonces te haré otra pregunta. ¿Cómo puedes protegerte del soplo de dragón?

  • Bueno… el soplo de dragón suele ser caliente o frío, y brillante u oscuro… Lo siento, ¡no tengo ni idea!

  • Es muy importante saber los tipos de ataques del enemigo y pensar en las contramedidas. Pero asegúrate también de pensar de forma defensiva.

  • Estaba segura que me regañarías por no saber eso. ¡Estudiaré más en serio!

Ataques físicos y mágicos

A grandes rasgos las armas se clasifican en dos tipos: armas físicas (espadas, lanzas, hachas, arcos y dagas) y armas mágicas (grimorios, soplos y bastones). Un tipo de arma que a menudo se suele pasar por alto es el soplo de dragón. Recuerda que ese es uno de los ataques mágicos.

Def. y Res.

Al igual que las armas se dividen en físicas y mágicas, también hay dos tipos de defensas. Cuando el enemigo realiza un ataque físico, se aplica el atributo de “Def.”, mientras que en el caso de un ataque mágico, se aplica el atributo de “Res.”. Identifica bien las debilidades de tus enemigos y usa el tipo de ataque apropiado.