• Comandante, ¡tengo una pregunta! Dices que algunas habilidades tienen descripciones como “+X de daño cuando se ejecutan habilidades especiales”, ¿verdad?

  • Ah, claro. Te refieres a algunas como Wo Dao o Rabia, ¿cierto? Estas sí aumentan el daño infligido con habilidades especiales.

  • Sí, ¡como la de Wo Dao! ¿Cómo afectan a la fórmula de daño?

  • Vaya, Sharena, ¡me impresionas! Apenas te enseñé la fórmula de daño y ya tienes preguntas tan excelentes. No imaginaba que la docencia fuera algo tan bonito…

  • ¡Je, je! Para ser sincera, Alfonse me dijo que te hiciera esa pregunta cuando te viera. Apenas recuerdo la fórmula.

  • … Sabes, esta podría resultar ser mi primera mala inversión.

Daño extra de habilidades normales

Hay algunas habilidades que aumentan el daño cuando se ejecutan habilidades especiales. A diferencia del aumento de daño con habilidades especiales que comentábamos antes, este aumento no depende de los atributos de Def. o Res. del enemigo, o de efectos al terreno defensivo. La fórmula es simple:

[Resultado de la fórmula de daño con habilidades especiales] + [Daño extra de la habilidad normal]

Disminución de daño en un porcentaje fijo

Algunas habilidades normales y especiales, como Pavés o Espejo gélido, pueden reducir el daño en un porcentaje fijo. Cuando se activa una de estas, la disminución del daño final se calcula según la siguiente fórmula:

[Daño final incluyendo daño extra] – ([Daño final incluyendo daño extra] × [Efecto del daño con habilidad especial o normal]) = Daño reducido

Disminución de daño en un valor fijo

Pulso blindado y otras habilidades reducen el daño en un valor fijo cuando se activan. El valor fijo se resta del cálculo de daño final según la siguiente fórmula:

[Daño final incluyendo daño extra] – [Efecto del daño con habilidad normal o especial] = Daño reducido